Recomendaciones de aplicación según el tipo de amenaza.

Recomendaciones de aplicación según el tipo de amenaza.

Recomendaciones de aplicación según el tipo de amenaza

Si está pensando en instalar una puerta de seguridad, la nueva normativa UNE 85160:2013 (de julio de 2013) establece claramente los tipos de amenaza a los que se debe enfrentar. Para entender la normativa, resumiremos el significado de cada dígito.

  1. Dígito 1. Resistencia a la efracción según la norma UNE-EN 1627:2011

  2. Dígito 2. Nivel de protección frente a ataque manual.

  3. Dígito 3. Nivel de protección frente a ataques no violentos.

  4. Dígito 4. Nivel de seguridad y funcionalidad para el control de accesos

  5. Dígito 5. Nivel de detección de acceso no autorizado y ataque.

  6. Dígito 6. Grado del método de instalación.

Por la situación y las características de la vivienda, las posibles amenazas a las que se enfrentará la puerta debe estar en consonancia con el grado de resistencia de la estructura de la puerta y del sistema de cierre.

Estructura de la puerta:

  1. Grado 3. Resistencia baja

  2. Grado 4. Resistencia media

  3. Grado 5. Resistencia máxima.

Sistema de cierre:

  1. Nivel A. Resistencia media.

  2. Nivel B. Resistencia alta.

  3. Nivel C. Resistencia máxima.

Todos los test de resistencia de los que habla la normativa están basados en los tipos de ataque reales del delincuente de la actualidad, por lo general mejor equipado y con mayor experiencia, que conoce los puntos débiles de las puertas sin normativa y puede abrirlas con relativa facilidad.  El siguiente resumen muestra algunos ejemplos del nivel de amenaza basados en nuestra experiencia como cerrajeros.

 

Baja amenaza. Pisos con al menos otros tres vecinos en la planta y accesos vigilados, viviendas vigiladas permanentemente con vigilante y cámaras, oficinas en bloque de viviendas vigiladas, siempre y cuando no tengan servicio doméstico y/o siempre tengan presencia de propietario.

Media amenaza. Unifamiliares con vigilancia, viviendas en urbanización con conserje diurno (pero no de noche), o servicio doméstico SIN la presencia del propietario.

Amenaza media-alta. Chalet independiente o viviendas en áreas nuevas, naves en zonas continuamente vigiladas e iluminadas, almacenes, talleres interiores. Viviendas en general sin vigilancia contínua.

Amenaza alta. Chalets aislados, oficinas en polígonos o zonas no vigiladas. Paredes colindantes con espacios sin seguridad, establecimientos con acceso desde vía pública.

Amenaza máxima. Inmuebles con expectativas de botín elevado, mal iluminados y con tiempos de intervención policial de más de 40 min.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*